El Oukitel K6000 es un smartphone chino que cuenta con una batería de nada menos que 6000 mAh. Una capacidad más propia de una tablet, que de un smartphone Android de gama media.

Para mejorar todavía más esa autonomía Oukitel ha elegido un procesador MediaTek MTK6735P de cuatro núcleos que funciona a 1 GHz. Este procesador es una versión optimizada del procesador MTK6735 que habitualmente funciona a una frecuencia de 1,3 GHz.

Al procesador le acompaña una GPU Mali T720, 2 GB de memoria RAM y 16 GB de almacenamiento interno ampliables hasta los 32 GB con una tarjeta microSD.

Además, la pantalla del Oukitel K6000 está fabricada cuenta con Corning Gorilla Glass, su pantalla ofrece una diagonal de 5,5 pulgadas con resolución HD (1920 x 720 píxeles). Y incluye dos cámaras, cámara principal de 13 megapíxeles con autoenfoque y flash de doble tono y cámara frontal de 5 megapíxeles.


El Oukitel K6000 viene con Android 5.1 Lollipop instalado de serie e incluye GPS, Wi-Fi, OTG y Bluetooth 4.0.